• Dubái durante el covid-19

Historia de Dubai

 

Una ciudad repartida en siete islas y sus aguas, Dubái es la ciudad más grande de los Emiratos Árabes Unidos. Como centro de transporte y comercio para el Golfo Pérsico y la región, ha logrado un gran éxito como centro de negocios. La ciudad de Dubái es una de las más cosmopolitas del mundo.

 

La Evolución: De la arena al Reino de Prestigio

La historia del crecimiento de Dubái desde un puerto comercial construido con arena hasta convertirse en una metrópolis moderna es tan intrigante como compleja.

La ciudad de Dubái siempre ha sido conocida por surgir de la arena. Originalmente estuvo poblada por grupos nómadas de personas llamados Adeni que se mudaron al área en el siglo XI siguiendo un estilo de vida nómada de 11 años. Durante la Edad Media, la ciudad fue gobernada por los 'mamelucos', a quienes siguieron los 'otomanos' en el siglo XVI, quienes gobernaron hasta que el Imperio Británico se hizo cargo a principios del siglo XX. El descubrimiento de petróleo en los alrededores condujo al establecimiento de Dubai en la segunda mitad del siglo XX.

 

Dubai fue fundada en 1833 y ahora tiene una población de más de tres millones. Durante las últimas tres décadas, la ciudad ha crecido dramáticamente y la población ha crecido aún más rápido. Debido a su rápido crecimiento, Dubai se ha convertido en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, donde se pueden encontrar residentes de prácticamente todas las nacionalidades.

 

El descubrimiento de petróleo en la década de 1960 marcó el giro más significativo en el desarrollo de Dubái. La mano de obra extranjera de toda la región acudió en masa a Dubai. El establecimiento del puerto más grande del mundo, junto con la transformación de la región en una zona de libre comercio, ha resultado en un crecimiento sin precedentes para la región. Los británicos gobernaron la región a fines del siglo XVIII y alentaron la cooperación entre los siete emiratos a principios de la década de 18. Con la retirada de su patrocinio en 1950, los emiratos se independizaron y unificaron.

 

En las décadas de 1980 y 1990, los emiratos se vieron asediados por eventos inestables en la región, pero pudieron superarlos gracias a las conexiones de Sheikh Zayed bin Sultan al-Nahian y las grandes sumas de dinero.

Desde entonces, Dubái no ha dejado de aprovechar su riqueza y el gran número de trabajadores que se han trasladado a su territorio, con el fin de fomentar la inversión exterior para montar y desarrollar infraestructuras de edificios y proyectos a una escala sin precedentes. A lo largo de los años, Dubái se ha convertido en un destino turístico espectacular que combina la cultura, el patrimonio y la tradición locales con una modernidad, innovación, lujo y prestigio sin igual.

 

Destino turístico por excelencia

Los Emiratos comenzaron a adaptarse a las necesidades de los turistas a medida que Dubái se convertía en uno de los destinos más atractivos e interesantes del mundo.

 

Hay una variedad de atracciones y lugares de entretenimiento en los Emiratos, así como innumerables sitios que brindan unas vacaciones llenas de puro disfrute. No importa si desea pasar el día en el mar, comprar hasta cansarse, sorprenderse con las maravillas arquitectónicas de los edificios que baten récords o dar un paseo entre los rascacielos, Dubái lo tiene todo.

 

En el proceso de desarrollo de la ciudad y adaptación para dar cabida a la creciente población de lugareños y turistas, el transporte público se desarrolló y perfeccionó para convertirse en un ejemplo y un modelo a seguir para otros países del mundo. Puedes viajar entre cualquier punto de la ciudad de manera fácil, rápida y, lo que es más importante, sorprendentemente económica gracias a una variedad de opciones de transporte que incluyen el metro, los autobuses, los taxis y los autos de alquiler (incluidos los deportivos y de lujo).

 

Además, como parte de la transformación de Dubái en una ciudad avanzada y moderna, también hay redes Wi-Fi disponibles en toda la ciudad que permiten a los turistas acceder a Internet prácticamente en cualquier lugar de la ciudad como parte de su transformación en una metrópolis moderna. Independientemente de lo que elija, incluso si elige no usar paquetes de navegación o comprar tarjetas SIM locales, aún puede usar Internet para comunicarse con amigos y familiares, fotografiar hermosas vistas para cargar y ponerse en contacto con la variedad de sitios y atracciones para comprar boletos. muy activo.

 

Dubái, la ciudad de oro

El desarrollo moderno de Dubái le debe más a Dubái que a cualquier colonia británica. La ciudad fue fundada como un puesto comercial y fue un importante centro de armas y otras mercancías. A medida que la influencia británica se extendía por toda la región, Dubái se convirtió en un centro comercial y comercial. Se establecieron y florecieron numerosas rutas comerciales. Por ejemplo, la ciudad de Muscat, controlada por los británicos, era el mercado central de la industria de las perlas, y las perlas se exportaban desde Dubái y otras ciudades de la región a la India y otras partes del mundo.

 

El padre fundador de Dubái, el jeque Rashid bin Saeed Al Maktoum, desempeñó un papel clave para asegurar el futuro de la ciudad como un centro rico en petróleo. Era su sueño poner Dubai en el mapa del mundo.

Si está interesado en aprender más sobre la historia de Dubai, además de explorar la ciudad, sería genial visitar algunos de sus sitios históricos, así como sus diversos museos.

 

Tradición y tecnología se unen

Dubái es diferente a cualquier otra ciudad del mundo. Rara vez se ve una planificación tan exitosa que combine la rica historia y el patrimonio de un lugar con el progreso, la innovación y el esplendor. Dubái ofrece lo mejor de ambos mundos a sus turistas y ciudadanos: una mezcla encantadora de cultura occidental y cultura árabe. A pesar de los muchos placeres hedonistas disponibles, es importante tener en cuenta que este sigue siendo un país musulmán. Cuando se trata de preservar la tradición y respetar las costumbres locales, las leyes locales son inflexibles. En cualquier país musulmán, existe el deber de mantener la modestia y el respeto hacia los demás, así como la aplicación de mano dura por parte de las autoridades estatales encargadas de hacer cumplir la ley.

 

Los comunicados tienen reglas de conducta muy claras y su mayor cumplimiento hace de la ciudad un lugar seguro con índices de criminalidad muy bajos y un ambiente agradable y respetuoso para todos sus residentes y turistas.

 

Algunos enlaces útiles para usted –

Viajar durante COVID-19 en Dubai

¿Está buscando el seguro de viaje?

Haga un recorrido por la ciudad en Dubai

En caso de que aún no hayas reservado un vuelo

Alquilar un coche de lujo privado

Compara lo mejor Hoteles de 5 estrellas en Dubái