• Dubái durante el covid-19

Código de conducta en Dubái

 

 

En todas las culturas, los códigos de conducta son parte de la norma social. Algunas reglas que son universalmente aceptadas en la mayoría de los países de Occidente no están necesariamente alineadas con las costumbres y comportamientos de los países islámicos. Muchas reglas y costumbres de los países árabes se aceptan (o no son válidas) en ciertos lugares, y el incumplimiento puede dar lugar a sanciones, multas y sanciones por incumplimiento. Por esta razón, antes de volar a Dubái, es muy recomendable familiarizarse con las leyes y costumbres culturales del país.

 

Aunque Dubái es avanzada en muchas áreas, tiene sus propias costumbres, reglas de conducta, código de vestimenta y leyes que difieren de los estilos occidentales. En todo el país, hay una serie de normas que siguen la tradición y la cultura locales, así como la ley islámica. Tanto los lugareños como los turistas encontrarán letreros que les recuerdan las leyes y las normas de conducta aceptadas, que se publican en las áreas públicas.

 

Para evitar situaciones desagradables que podrían arruinar las vacaciones o perjudicar la actividad comercial, se alienta a los turistas y viajeros de negocios que visitan el país a adherirse a las convenciones locales.

 

Modales y Respeto a los Líderes y Símbolos Estatales

Existe una prohibición estricta de dañar la dignidad de los líderes locales, los símbolos estatales o las propiedades estatales. Trate de no involucrarse en ningún discurso sobre los líderes estatales y sus símbolos. Además, absténgase de señalar sitios, banderas, imágenes de líderes, instalaciones militares, aeronaves y lugares religiosos, como está escrito en la ley de Dubai.

 

Conducta en espacios públicos

En la cultura local, es costumbre respetar el medio ambiente y todos los que comparten los espacios públicos. Al contrario de lo que conocemos en nuestro entorno inmediato, en Dubái no se acostumbra hablar alto en la calle, gritar, hablar por teléfono en voz alta o “pedir ayuda” con gestos de la mano durante la conversación. El uso de lenguaje obsceno y gestos conspicuos o flagrantes con las manos se percibirá como un comportamiento irrespetuoso y, en algunos casos graves, puede resultar en un enredo con la policía.

 

Gestos con las manos

Los gestos bruscos y bruscos con las manos generalmente se consideran una falta de respeto en Dubái y pueden resultar en cargos y castigos según la ley local. Como regla general, evite señalar personas, símbolos, instituciones y edificios. Si aún desea señalar, use toda su mano en lugar de un dedo.

 

Expresiones de afecto

Como país musulmán, no es aceptable mostrar afecto en lugares públicos. Evite el contacto cercano, abrazos, besos o cualquier tipo de afecto entre los sexos tanto como sea posible. Un gesto aceptable es dar la mano a tu cónyuge, pero no más allá de eso. Asimismo, las expresiones de afecto o contacto entre cónyuges que no están casados ​​no son apropiadas ni legales.

 

Una palabra sobre las parejas LGBTQ+

Desafortunadamente, hay leyes en Dubái con respecto a las parejas LGBTQ+. Es muy recomendable evitar cualquier muestra pública de afecto o contacto en este tipo de relaciones ya que en el país están tipificados como delito.

 

Tomando fotos

Aunque en muchos lugares del mundo es común fotografiar todo lo que quieras, en Dubái es diferente.

Está prohibido fotografiar sitios y edificios gubernamentales o militares. Las fotografías de ciertos sitios y edificios religiosos también están prohibidas, por lo que al visitar un sitio de este tipo, es recomendable verificar si se permite la fotografía y/o la fotografía con flash.

 

Alcohol, tabaquismo y drogas

Se permite beber alcohol en lugares designados, que han sido aprobados, como restaurantes, lugares de entretenimiento y ciertos complejos en hoteles. Está prohibido beber en lugares públicos como parques, y conducir bajo la influencia puede resultar en una fuerte multa o incluso en la cárcel. Debido a la aplicación estricta y las políticas de tolerancia cero en esta área, se debe ejercer una responsabilidad excesiva al consumir alcohol. El consumo de alcohol está permitido a partir de los 21 años para los no musulmanes.

 

¡Las drogas están estrictamente prohibidas! El tráfico, la compra y el uso de drogas son violaciones graves de la ley y las sanciones son severas en el estado.

Incluso hay ciertos medicamentos que están prohibidos en los Emiratos Árabes para su uso, incluso si los turistas vienen con una receta que confirme su uso. Puede encontrar información sobre el tema en el sitio web del aeropuerto de Dubái.

Solo se permite fumar después de los 18 años. No se permite fumar en interiores, en edificios sagrados y en edificios públicos. También está prohibido fumar en un vehículo con niños menores de 12 años.

 

Código de vestimenta

Como en la mayoría de los países árabes, el código de vestimenta en Dubái es modesto. La vestimenta reveladora no es aceptable y se percibe como ofensiva hacia los locales. Si bien la policía local a menudo no reprende a los turistas por ropa inapropiada, es posible que mostrar demasiada piel provoque quejas por parte de los lugareños. Esto podría resultar en la aplicación de un castigo.

 

Incluso si no existe un miedo real al castigo, asegúrese de vestirse de manera modesta y apropiada para mostrar respeto por los lugareños, su cultura y valores. Se debe prestar especial atención a esto cuando se visitan lugares sagrados e instituciones gubernamentales. En los lugares sagrados, las mujeres deben cubrirse la cabeza y cubrirse los brazos y los hombros con un manto. En lugares públicos como centros comerciales, mercados o restaurantes, puede caminar libremente pero asegúrese de actuar de manera apropiada.

 

A diferencia del mundo occidental, el traje de baño no es aceptable en playas y paseos, sino solo en piscinas cerradas o playas privadas. Para estar seguro, pregunta en tu hotel por la vestimenta habitual para la playa o piscina que deseas visitar.

 

Interacción con los lugareños

Asegúrate de hablar en voz baja, sin gritar y de forma respetuosa con los demás y con los de tu entorno.

Cuando interactúes con los lugareños, evita tocar sus cuerpos de manera amistosa, a menos que ellos mismos lo estén iniciando. Esto es contrario a lo que se acostumbra en Occidente. Al estrechar la mano de un hombre, esté preparado para el hecho de que puede ser más largo de lo habitual (como es costumbre en Dubái), así que no se apresure a terminar el apretón de manos y retirar la mano, sino que espere a que la otra parte lo haga. Dar la mano a las mujeres no es un gesto aceptable en Dubái: evita por completo acercarte a una mujer.

 

Descansar los pies de manera que la planta esté levantada, o mejor aún, frente a otra persona, se percibe como degradante para la persona que está frente a usted. Por lo tanto, asegúrese siempre de sentarse con los pies apoyados en el suelo. Cuando las mujeres se sientan con una pierna sobre la otra pierna, se considera un acto seductor e irrespetuoso.

 

Evite hablar de política de cualquier manera. Cualquier discurso de este tipo podría conducir a una crítica del gobierno local, o incluso ser percibido erróneamente como tal por la otra parte. Más importante aún: no hable de ninguna manera sobre la realeza y el gobierno local. Si te encuentras en una conversación sobre este tema, trata siempre de cerrar el discurso diciendo que todo en el país es genial. La hospitalidad y la experiencia han sido increíbles.

 

En Conclusión – Respeto, Honor y Dignidad

Dubái es fascinante y la experiencia de visitar este país inolvidable permanecerá contigo durante mucho tiempo. Sin embargo, para disfrutar de su visita y evitar la vergüenza (como mínimo) y, en el peor de los casos, multas o sanciones severas, es imperativo comportarse en el país de una manera que sea aceptable para él. Hay un gran énfasis en la cultura local en el respeto a los demás y al medio ambiente. Desviarse de esta norma puede costarle muy caro. Por lo tanto, compórtese con modestia, respeto, cortesía y paciencia y mantenga plena conciencia de sus acciones y conducta.

También es fundamental saber que durante los meses de Ramadán existen normas de conducta en Dubái y otras leyes pertinentes. Estos incluyen prohibir comer y beber en público, reproducir música a un volumen alto y más. Se recomienda a lea extensamente sobre el Ramadán en Dubai antes de visitar